13 oct. 2013

WINCHU RUMI DE ANTABAMBA

HISTORIA DEL WINCHU-RUMI

KILLERPATA Y HUANUPATA DE ANTABAMBA

Según pudimos realizar nuestras averiguaciones acerca de las diversas versiones de campesinos y pobladores antabambinos. En especial de los pobladores que residen en el antiguo barrio llamado LLANCCOYTINCU, actualmente más conocido como BARRIO ALTO, es allí donde se encuentran los lugares misteriosos y sagrados: como KILLER PATA y la plazuelita de HUANU PATA, donde  nuestros ancestros tenían centros de adoración a la Pacha-Mama, en las festividades religiosas siempre conjugados con la viva creencia en la madre tierra y la naturaleza.

Estos lugares sagrados eran visitados durante la realización de todas las festividades patronales religiosas realizadas durante cada año, principalmente y especialmente en las festividades de la Huaylia y Mayura.
KILLERPATA, ubicado en Barrio Alto, se podría decir que es el escenario de llegada principal de los mayordomos de la Huaylia, que se realiza en el mes de diciembre de cada año, al que llegaban los mayordomos tanto del mismo barrio e inclusive los de Barrio Bajo antiguamente llamados Barrio de SULLCAYRE. Donde antiguamente en el desquite de quien lleva el niño Jesús, al son de Atipanakuy y el Tankanakuy, se disputaban quien sería el mejor y más fuerte y que tenía el privilegio de llevar al niño Jesús paseando por las calles principales de la población.

HUANU PATA, siendo este escenario que se mantenía intacta hasta fines de la década de los años 70 y comienzos del 80, posteriormente, algunos pobladores desconociendo la gran importancia histórico, cultural y la religiosidad mágico-andino; los mismos pobladores se han apropiado, cercándolo y cerrando todas las entradas y peor aún han convertido en un jardín de cultivos y por ultimo han construido habitaciones para sus viviendas, para su beneficio, sin advertir que con esa acción, han dejado los centros ceremoniales ancestrales sin la debida importancia cultural mágico religiosa.

Mejor dicho han dejado mutilado parte de las costumbres ancestrales y culturales del poblador antabambino. Dejando un escenario donde se conjugaban tanto las creencias tanto mágico religiosas andinas y la fe católica impuesta por los colonizadores españoles, dicho sincretismo viene perdurando hasta nuestros días.
Winchurumi- Algunos lo consideran un meteorito, otros lo veneran, esta piedra misteriosa se encuentra en Killerpata Barrio Alto de Antabamba.

EL WINCHU RUMI, desde las décadas pasadas, los pobladores de Antabamba, en año nuevo se juntaban en largas reuniones y amenas conversaciones entre vecinos y amigos de los diferentes barrios, disfrutando del atardecer deslumbrante de la naturaleza andina, en KILLERPATA, donde se divertían con juegos de tejos y tiro al sapo, con fichas elaboradas de arcilla cocido del lugar, y allí brindaban con algunas copas de cañazo y simultáneamente hacían los desafíos, entre bromas y apuestas, de quien sería el más fuerte y ganador. Y este sería el que logre levantar la piedra de Winchu-rumi y se corrían las apuestas.

En cierta ocasión los lugareños como Justo Rosendo Mendoza, Roberto Bustinza Barra, Pedro Serrano Bravo, Honorato Guerrero Chaccara y Estanislao López Huachaca y otros, testimoniaron y que presenciaron en vida y participaron en los diferentes desafíos y apuestas.

Según las versiones, de algunos de ellos, en una ocasión logro levantar la piedra del Winchu-rumi, don Honorato Guerrero Chaccara, y pasados después de 24 horas, de haber levantado la piedra, de manera extraña e inexplicable dejo de existir don Honorato.

Se tomó conocimiento también que en varias ocasiones la piedra del Winchu-rumi fue encontrado en la calle amargura, la pregunta es ¿cómo llego hasta Amargura?, ¿quién lo llevo hasta allí? La respuesta es un misterio. Dichas preguntas no han sido resueltas ni respondidas hasta el día de hoy,  los pobladores de Barrio Alto, al encontrarlo allí, siempre se lo han llevado a su lugar de origen, a su mismo lugar donde siempre permanece, Killerpata y Wanupata. Actualmente se encuentra en la biblioteca de barrio alto como una reliquia celosamente resguardado por sus habitantes.

Entonces, como se da respuesta y explicación a esta denominación que le atribuyen a pobladores de barrio alto como “rumicallpas” porque algunos consideran, que ellos tienen la fuerza y energía como de piedra, y también existe otra versión que sostienen otros pobladores en especial de otros barrios, que dicen que en cualquier ocasión del ATIPANAKUY, en el TANKANAKUY de la huaylia y en cualquier otra riña, al perder los barrio-altinos, se defendían a pedradas, lanzando piedras durante los enfrentamientos sean personales o colectivos, por lo que se habrían ganado el apelativo de “rumicallpas”.