10 nov. 2012

LA HUAYLIA DE ANTABAMBA CALIDAD Y ELEGANCIA

Huaylia - Antabamba

HUAYLIA DE ANTABAMBA
CALIDAD Y ELEGANCIA

En la provincia de Antabamba-Apurimac-Perú, realizan la festividad de la HUAYLIA, EXPRESIÓN CULTURAL DE LOS PUEBLOS ANDINOS APURIMEÑOS, en especial en la capital de la Provincia, Antabamba y en sus distritos: (Juan Espinoza Medrano-Mollebamba, Huaquirca, Sabayno, Oropesa-Totora, Pachaconas, Ayahuay) y centros poblados de: (Calcauso, Silco, Vito, Santa Rosa, Matara, Antilla, Huancaray), y otros.

Todos los años en el mes de diciembre y enero, celebran LA HUAYLIA, festividad tradicional comúnmente conocido como la navidad, que consiste en la veneración y/o adoración del nacimiento del niño Jesús, como clara influencia de los colonizadores occidentales de la península ibérica.

Constituyen a la vez la manifestación cultural, ritualidad y reverencia al maíz y la Pachamama, en cuya festividad los pobladores y comuneros expresan su alegría bailando y cantando, coincidiendo esta época con el solsticio de verano que viene a ser la época de la siembra. Los agricultores procuran escoger y/o elegir los mejores granos para la semilla que brotara de las tierras de cultivo.

En esta época, los agricultores planifican sus objetivos de sus labores para para el nuevo ciclo agrícola, conforme a la experiencia que han adquirido desde sus ancestros, en las celebraciones de la festividad de la HUAYLÍA, las damas y los varones como parte de la ritualidad con muchas devoción y emoción compiten, cantando alegres canciones venerando al “salvador” y bailan al ritmo de las canciones que entonan en grupo, sincronizando y conjugando para demostrar que los bailarines y su agrupación se diferencien por barrio o carguyoc cada cual presentando mejor vestimenta y coreografía, del cual el público tendrá que ser el juez y los podrá calificar al mejor y pésimo mayordomo y la calidad de participación de los bailarines.


Se puede observar que en estas celebraciones festivas, se representan el día 28 de diciembre el SARA CUTIPAY, como un homenaje a la Pachamama, por los frutos que nos entrega cada año la naturaleza, y por añadidura nos da vida, felicidad, digno de reconocimiento a la madre tierra, que es parte de la cosmovisión andina.

En la actualidad el día 27 de diciembre los pobladores acostumbran armar un improvisado cuadrilátero para enfrentarse en peleas reñidas a puños, en esto participa la Policía Nacional a modo de control y apoyo al orden y cada cual busca a un rival para retarlos en especial “si tuvieron alguna riña con anterioridad a la festividad”; esta modalidad burda copia de pueblos del Cuzco, introducido por desconocimiento de la historia de los orígenes del poblador antabambino, por las generaciones en las últimas décadas y que erróneamente afirman o creen que es una costumbre ancestral, además de publicitar esta falsedad por los medios de difusión y dicen que “vienen practicando de generación en generación”, lo cual es absurdo no refleja la realidad ni los acontecimientos históricos de nuestro pueblo, mas bien se considera una ofensa a la expresión de la identidad del poblador antabambino.

En las décadas pasada, existían riñas espontaneas y esporádicas, no habían retos, mas bien eran se observaban las características de la competitividad y el contrapunteo y el atipanacuy, siendo éstas el común denominador. 

Según nos cuentan algunos pobladores habían momentos que se enfrentaban por la primacía de ocupar las mejores calles como calle central, Amargura, Quillirpata, y otros y no sabían con quien lo hacían, y así demostrando que la costumbre era diferente, y dicen "que finalizada la trifulca se enteraban que se habían enfrentado entre padres e hijos, con sus mejores amigos, compadres, etc, etc". Es que el enfrentamiento era improvisado y con disfraz (caretas) puestos.

LA VESTIMENTA
Por el traje que usarían los participantes, según mencionan los pobladores, antiguamente los cayguyoc, con mucha anticipación y dedicación se preocupaban por la calidad de la vestimenta artística, al adquirir buenas mascaras de mallas metálicas bien elaboradas y adornadas con cerda de caballo de color claro, como barba y pañolones coloridos, al final les daba el toque de elegancia, con colores apropiados y con figuras con motivos naturales muy relacionados a las costumbres y la naturaleza. Las esteras de tamaño y modelo uniforme, las plumas de pavo real que van de adorno en las esteras, y el resto de la indumentaria comprende pantalones de montar, botas de cuero y los cinturones de cuero o tejido con colores vivos o naturales siempre con figuras de la región.

Al parecer dentro de las diferentes naciones andinas constituidas, los pobladores de Antabamba, con sus vecinos los pobladores aymaras venían a comerciar, así como los Sonqoraccae y los Huaquircas o los kochos que Vivían al otro lado de la comunidad de Chuñohuacho, al que les llaman “gentiles” es de decir los de la otra banda del rió donde se encuentran los baños termales de Ccocho. En tiempos antiguos eran muy indoblegables por su carácter aguerrido y probablemente formaban muchos grupos de asentamientos que controlaban y dominaban estas tierras, con mucho coraje y audacia hacían frente ante cualquier intromisión ajena.

Ese carácter indoblegable de libre desarrollo viene a ser un rasgo de los pueblos de esta región que se dedicaban a la ganadería, tal es así que sus vestidos los confeccionaban a mano y en base a telares rudimentarios manuales y artesanales, siendo estas vestimentas típicas reflejadas así mediante las costumbres hasta hoy.

La Huaylia como festividad tradicional no tiene un lugar específico de origen, salvo que esta claro que tiene un origen eminentemente andino, con el transcurrir del tiempo continúan con las practicas de las celebraciones, en algunos pueblos de las provincias del Cusco, Apurímac, Arequipa, Ayacucho y Huancavelica cada uno con su propio estilo (a diferencia de la huaylia de Antabamba, en otros pueblos al parecer existe la influencia de la danza de las tijeras y en otros influencia de la mayura así como en Pachaconas la práctica de la fiesta es la mezcla de mayura y huylía).

En la huaylía de Antabamba usan trajes y atuendos casi uniformemente y el baile es enérgico a modo de paso marcial, la conjugación de ambos complementan la CALIDAD y ELEGANCIA de la HUAYLIA ANTABAMBINA, así lo consideraron algunos críticos en los medios de comunicación nacional, tal es así que cuando cantan los intérpretes...

“yo no quiero que me preguntes, por mi nombre, por mi talla.
Aquí estoy, aquí me tienes un valiente antabambino cantando bailando"


Que explicación se puede dar al respecto del uso de los trajes de la huaylia, considerando que se notar claramente, la influencia andina y española en la vestimenta de los personajes que bailan, así se observan por ejemplo el “Pastor o Misti” que usan esteras de color claro adornados con plumas de pavo real y adornados con cinta peruana, los pañolones de colores atractivos, estampados con imágenes diversos, la chalina blanca que se colocan desde el cuello colgando delante, y están asegurados al cinturón sean de cuero o tejidos a mano por los mismos pobladores, el pantalón de montar, las botas de cuero y las espuelas de plata; cuyas vestimentas típicas son influencia de los arrieros de la colonia española; y “los indios o laikas” así los llaman comúnmente los pobladores, durante la fiesta, se visten de la siguiente manera: usan chullos de colores, pañolónes, ponchos de colores naturales y vistosos colores tejidos a mano en telares artesanales del pueblo de Antabamba, y sus botas u ojotas al estilo de los pobladores andinos agricultores o pastores, antiguamente usaban el warador (delantal de bayeta tejido en los telares de Antabamba).

La práctica de la huaylia, realizan en los diferentes pueblos y tienen diferencias sustanciales, algunas variaron su originalidad y otros conservaron su originalidad, teniendo en cuenta que todos parten de un solo origen impuesto en épocas coloniales y en la actualidad ya no tienen muchos parecidos el uno del otro, quedando enmarcado que todas las huaylias se bailan en fechas cercanas o en plena navidad. En el mundo andino esta época del solsticio de verano. Siendo esta una fecha para agradecer por la vida y por el año que terminamos, es un momento para comenzar el próximo con fé en un futuro mejor, con esperanza.

CONTRIBUCIONES:
A modo de introducción intentamos en contribuir con esta información, teniendo en cuenta que existen patrones de influencias y/o imposiciones de parte de los colonialistas en las costumbres andinas, que introdujeron como influencia de las fiestas de Andalucía de España, del cual se asemeja su vestimenta, estas prácticas de danzas si deben tener alguna relación en sus orígenes, pero en nuestro contexto casi no existe material bibliográfico, para poder conocer de fuente escrita, solo tenemos la fuente oral y la interpretación histórica apropiada, al respecto no existe casi nada de investigación, si los hay no se difunde para conocimiento general. En la actualidad existe interés sobre el tema, esperemos que pronto exista mayor interés de las instituciones culturales, sociales, educativas e institutos de investigación. Y se difunda mediante los medios masivos de comunicación, así como tratamos de hacer desde las páginas de RAÍCES ANTABAMBA en ediciones virtuales e impresas.

Por: Lic. Juan Aranibar Chaccara.
En Febrero de 2011.



2 comentarios:

  1. La Huaylia Antabambina, tradición que debe permanecer a través del tiempo, uno de los bailes mas representativos de la región, catalogada como "Patrimonio Cultural de la Humanidad", debe ser conservada por todos los hijos de Antabamba y sus descendientes; es un baile que enorgullese por su temperamento, fuerza y porte al bailar.

    ResponderEliminar
  2. Lugar atractivo que cuenta con costumbres impresionantes donde te hace sentir único en medio de maravillosa naturaleza y personas acogedoras.

    ResponderEliminar